Archivos por Etiqueta: juegos adecuados para cumpleaños de 1 año

Había una vez una gata. Testimonio de un cumple de 1 año muy feliz

25 mar dibujosdegatosjugandoconovillodelana

Hola Chicas, les escribo ya más relaja después del festejo. Quería comentarles que nos sentimos muy a gusto con su trabajo, porque les ofrecieron a los chicos lindos juegos y atención personalizada, que era lo que estábamos buscando. Además, los papás de los nenes invitados fueron muy elogiosos en sus comentarios sobre su propuesta, así que no dudaré en recomendarlas. Por suerte, esta vez lo que ofrecen en Internet fue cumplido. Gracias!

¿Quieren saber de qué se trató esta animación? Pues fue un cumpleaños muy sereno, donde los chicos de edades muy diversas pudieron jugar en libertad con juguetes creativos y sencillos a la vez, donde lo importante era la imaginación y el compartir.
Creo que hubo varios factores que hicieron de esta experiencia un cumpleaños feliz:
- Nadie forzó a los chicos a jugar, sino que se les permitió ir llegando a la situación de juego a su ritmo. De hecho tardaron unos 30 minutos en empezar a buscar el espacio de juegos. Antes habían estado con sus padres en la planta baja, probablemente necesitaban “aterrizar” y acomodarse a la situación de estar en una fiesta con todo lo que esto implica. Los cumpleaños no son “eventos mecánicos” sino celebraciones humanas. Saber dar tiempo para llegar es esencial para que el clima festivo se logre.


- Los materiales de juego eran bellos, sencillos, atractivos y seguros: chales de gaza para esconderse o hacer pistas de autitos, autos de trapo con espejos y muchas puertas y ventanas levadizas, pelotas playeras transparentes, juegos de cocina y frutas de madera para ensamblar y volver a cortar, masa casera color turquesa, instrumentos musicales de percusión, muñecos y pelotas de hilo tejido. Esto permitió que cada uno jugara solo o en grupos de forma autónoma, sin necesitar recibir mayores explicaciones de qué hacer o cómo hacerlo. Es un gran alivio para los chicos cuando se les permite jugar en libertad con materiales que favorecen su creatividad.

- Los hermanos mayores y otros chicos más grandes recibieron una misión especial que agregó interés al juego: se les entregó “La Enciclopedia de la cumpleañera” para que la decoraran y completaran datos acerca de la beba encuestando a familiares y amigos. Decidieron que lo continuarían completando a medida que la pequeñita creciera y que se lo regalarían cuando cumpliera 15 años junto con otros tesoros que ya estaban preparando en una gran caja. Nada mejor que darle protagonismo a los hermanos y niños más grandes para alivianar un evento en el que su hermanito bebé es el centro de atención de toda la familia y amigos queridos.

 


- La beba fue cuidada y respetada en sus necesidades en todo momento. Este era el aspecto más importante tanto para la familia como para nosotras.  Por momentos estuvo en el sector destinado a los juegos y por momentos en el salón donde estaban reunidos los adultos. Pero en todo momento estuvo serena y cuando quiso jugar pudo hacerlo explorando cada espacio y sus materiales con tranquilidad en compañía de su mamá o su papá. Se sintió muy satisfecha cuando cantamos “Había una vez una Gata”, porque es una canción que conoce y que le gusta. ¿Quieren escucharla?

Aquí está una versión de Pescetti que agarra para el lado de las mudanzas. A nosotras en cambio, en este cumple, nos dio por cantar solo la primera estrofa y luego por iniciativa de una invitada, comenzamos a cambiar de animalito… “había una vez una vaca, con una manchita negra en el lomo y vivía en una granjita verde con una colina muy cerca del cielo azul”, “había una vez una hamaca, con una manchita negra en la tabla y vivía en una placita vieja con un subeybaja muy cerca del cielo azul”, etc… A todo esto, la cumpleañera se llevaba a la boca una maraca  y un tambor y se fijaba si alguno de todos esos sonidos se podían cenar.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 803 seguidores

%d personas les gusta esto: